Obra de teatro para 6 personajes. La misma nos deja una gran reflexión de que cuando uno se esfuerza por conseguir lo que quiere, a la larga será recompensado.



Obra sobre la voluntad

Título:  “Cuando se quiere se puede”

Autora: Clara Pérez

6 personajes:

  1. Gilda: Hermana mayor, medianamente bonita y de buen cuerpo.
  2.  Gisela: hermana menor, chica que siempre está pendiente de la moda.
  3.  Giovanna: hermana entre Gilda y Gisela, gordita y quien es víctima de las burlas de sus hermanas.
  4.  Papá: El padre de las chicas, ocupado en su trabajo que no se da cuenta de nada.
  5.  Mamá: Madre de las chicas quien permite las burlas hacia Giovanna.
  6.  Luis: Vecino nuevo que cautiva a las tres chicas.

ACTO I

Ambientación: Habitación de las chicas.


Introducción: Las 3 hermanas se encuentran en la habitación, cada una ocupándose de sus intereses y hablando entre ellas.

Giovanna (admirada por el vestido que Gisela tiene en sus manos): Que hermoso ese vestido, es espectacular, debe verse muy bonito.

Gisela (siendo irónica con su hermana): A mí se me ve muy bonito, a ti debe quedarte horrible, con ese cuerpo, nada te queda bien.

Gilda (burlándose): Debe parecer una piñata con un vestido como ese. Giovanna, tú tienes que vestirte con las cortinas de la casa, no hay ropa con tela suficiente para cubrirte.

Giovanna (molesta y apenada a la vez): No tienen que ser tan crueles, solo dije que el vestido es bonito, y no tengo que vestirme con las cortinas Gilda, no seas exagerada.

Gisela (sin parar de reír): Claro que no hermanita, Gilda es muy exagerada, para eso existe la sección de ropa para embarazadas, ahí consigues algo que te quede.

Giovanna (tratando de no dar importancia a sus hermanas): Que infantiles son.

Gisela (cambiando el tema y con tono de complicidad): Oigan ¿ya vieron al chico nuevo?

Gilda: ¿El que se mudó a la casa del lado? Es divino, tan guapo, parece un príncipe


Giovanna: Yo lo vi ayer, me saludo cuando venía llegando a casa. Si, es muy guapo.

Gisela: Ay gordita, pero no sueñes, un chico como ese no se fija en obesas como tú, yo estoy decidida a hacer que me mire.

Gilda: Pues hermana, será una batalla, porque a mí me parece hermoso.

Gisela (volviendo a burlarse): Pero entre tú y yo, por que la gorda, ya perdió.

Giovanna (con tono retador): ¿Dices que perdí? Vamos a ver hermanitas, esto no se acaba hasta que termina.

Mamá (entrando a la habitación): ¿De qué hablan?


Gilda (riendo): Tu hija la gorda que dice que hará que el chico nuevo se fije en ella ¡como es tan bella!

Mamá: Giovanna hija, si no dejas de comerte todo lo que encuentras, ni ese chico ni ningún otro.

La madre sale de la habitación dejando a sus hijas en su conversación.

ACTO II

Ambientación: Salón de la casa de las hermanas.

Introducción: Sentados en el salón, la familia a excepción de Gilda conversa animadamente, mientras disfrutan de unos bocadillos que Giovanna no quiere probar.

Gisela: ¿Giovanna, no vas a comer?

Giovanna: No, estoy a dieta. A esta hora ya no puedo comer carbohidratos.

Gisela (riéndose): La gorda quiere ser bonita, ¡por fin!

Mamá (también riendo): Ya era hora hija, y si, has rebajado mucho, claro con esa ropa no se nota, pero si estas más delgada, y ahora no desaparece la comida del refrigerador como antes.

Papá (reprochando): ¿Cuál es el problema con que Giovanna coma o no? ¿No te parece que no deberías aceptar esas burlas entre ellas? Aquí cada una es como es y eso se respeta.

En ese momento entra Gilda acompañada de Luis

Gilda (con cara de triunfo ante las hermanas): Buenas tardes familia, les presento a Luis, el vecino.

Papá: Mucho gusto jovencito, pase adelante.

Gisela (tratando de verse coqueta): Hola Luis bienvenido.

Luis: Buenas tardes, gracias, disculpen la interrupción pero Gilda insistió en que pasara a conocerlos ¿cómo esta señora? Hola Giovanna, ¿ese es tu nombre?

Giovanna (sorprendida, mira a Luis y responde): Si es mi nombre, estoy bien ¿y tú?

Todos se quedan animados conversando, y conociendo al nuevo vecino.

ACTO III

Ambientación: Salón de la casa de las hermanas.

Introducción: La familia espera a Giovanna quien anunció que tenía un novio y lo traería a casa para presentarlo como tal.

Gisela (en tono de burla): ¿Quién será el novio de la gorda? De pronto tuvo que agarrar lo primero que encontró, la pobre no tiene nada que llame la atención.

Papá: ¿Tú crees que no? Giovanna logró adelgazar en 3 meses muchos kilos, y la verdad hija, sin ofenderte, se ve mucho mejor que ustedes dos.

Mamá: No les hables así a las chicas, todas son lindas.

Papá: Ahora todas son lindas, mientras Giovanna estaba gordita, no dejabas de molestarla por eso.

Gilda: Bueno si mejoró, pero no es para tanto, se esforzó un poquito ¿y vamos a hacerle una estatua por eso?

Papá: Cualquier esfuerzo por conseguir lo que uno quiere vale la pena un aplauso Gilda.

Giovanna entra al salón, sola, y todos se quedan sorprendidos.

Gilda (riendo): ¿Qué paso? ¿El novio se arrepintió de dar la cara?

Gisela (burlándose): Es probable, ay hermanita ya llegará otra víctima.

Giovanna (sonriendo): ¿Quién dijo eso?, claro que vino a presentarse.

Giovanna se acerca a a puerta haciendo señas con sus manos al chico que espera para entrar a la casa.

Giovanna (sin perder su sonrisa): Familia ¿recuerdan a Luis? él es mi novio, creo que no tuve que conformarme con lo primero que encontré.

Gilda y Gisela se quedan boquiabiertas, sin decir palabra, solo mirando a Luis.

Luis (sonriendo): Buenas tardes, Señor, señora. Espero que no tengan inconvenientes en que yo visite a Giovanna, es una chica hermosa y muy inteligente. Quisiéramos conocernos mejor, si ustedes lo permiten.

Papá (sonriendo satisfecho por la lección que sus dos hijas estaban recibiendo): Claro que si Luis bienvenido, siempre que te portes bien y respetes a mi hija, eres bienvenido.

Giovanna (abrazando a su papá): Gracias papi, todo esto me ha demostrado que cuando se quiere, se puede.

Giovanna se levanta sin soltar la mano de su padre y tomando la mano de Luis, mientras sus hermanas hacen muecas de molestia con su cara y la madre siguen sin poder decir una palabra.

 FIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *