Obra de teatro para 4 personajes. La misma muestra la historia de Benjamín, un joven introvertido que gracias a su gusto por los libro comienza una bella historia de amistad con una joven que comparte sus mismos gustos.



Obra sobre gustos compartidos

Título: Completando mi mundo

Autor: María Gabriela Méndez

Tema: La historia de un lector introvertido. Un chico que es muy retraído y no tiene amigos en el colegio. Sin embargo, tiene muchos amigos que surgen de las historias que lee en sus libros. Crea un fascinante monólogo silencioso de pensamientos acerca algunas historias, mientras está en el descanso escolar y ve pasar a sus compañeros teniendo sus propias vidas sociales; él solo da rienda suelta a su imaginación. La chica más hermosa del colegio irrumpe en su mundo de fantasía, le pregunta acerca de un libro, y este chico recibe una hermosa sorpresa que cambia su rutina.


Personajes:

  1. Narrador
  2. Benjamín
  3. Gaby
  4. Extras (compañeros que pasan frente a él durante tiempo de receso escolar)

Nota: Entre paréntesis () se encuentran sugerencias de expresiones no verbales, (Acotaciones)

Ambiente

Es un patio escolar, el protagonista de la historia debe estar sentado con un libro en la mano, leyéndolo, debe tener un vianda de comida y una mochila que debe mostrar que está llena de libros. Él debe permanecer sentado mientras el autor narra su historia, por momentos parar de leer y quedarse pensando, en otras ocasiones, y según el narrador lo indique debe mirar pasar a sus compañeros.

Durante el tiempo de la pequeña obra, deben pasar dos parejas de novios tomados de la mano, en otra ocasión deben pasar dos chicas conversando muy emocionadas, es decir, que se pueda notar que una está contando un experiencia genial y la otra escucha emocionada por lo que le están contando.

Adicionalmente deben pasar dos chicos que son amigos y se chocan las manos en señal de camaradería. Estos eventos deben suceder según el gusto de los actores o según la elección del director de la obra, respetando el orden de la narración.

En otros espacios del escenario deben haber grupos haciendo diversas actividades, como, comiendo, otros jugando cartas, otros pateando un balón, en lugares estratégicos donde puedan ser notados, pero también, cuidando que el protagonista tenga un lugar predilecto.

Acto Único.

Narrador: Les quiero contar la historia de Benjamín. Él es un joven adolescente, el más introvertido de su clase. Su mayor distracción es leer sus libros, que son además sus compañeros, sus confidentes, sus sueños, todo. Los libros son para Benjamín todo. Sus padres han intentado sacarlo de allí, pero pareciera que es sencillamente imposible. Para Benjamín, sus compañeros de Aventura van desde autores de novelas famosas, poetas, documentalistas, científicos y hasta algunos de los personajes protagonistas de las historias que lee.

Cualquiera que pasa y lo ve, siente compasión por él. Realmente no tiene amigos. Es una persona más que solitaria para su edad. Nadie sabe por qué es así, pero lo que la mayoría concluye, es que sencillamente lo eligió, es una extraña personalidad que pareciera no tener necesidad de interactuar con el mundo exterior, además de los mundos reales y ficticios que Benjamín consigue dentro de sus libros.


A veces levanta su mirada y observa un poco a algunos de sus compañeros tener sus socialmente ocupadas vidas. A su alrededor ve pasar enamorados, a los que les brilla la mirada al observarse, pero pareciera que a Benjamín esto no le conmueve. En ocasiones observa la magia de la amistad entre chicas de su edad, que comentan confidencias entre ellas y disfrutan el arte de ser princesas soñadoras.

Ni siquiera pareciera importarle los partidos de futbol, tener un compañero de carne y hueso con el que pueda simplemente pasar el tiempo.

A veces observa hacia la nada, pero sabemos que cuando hace esto, no simplemente observa, él tiene la capacidad de adentrarse en fascinantes historias que crea en su mente y en la que es un protagonista.

Esta es la historia de Benjamín. Nuestro particular amigo que no tiene amigos, pero que al hablar de él, a muchos nos provoca acercarnos e invitarlo a vivir en el mundo real al menos unos minutos, porque quizá, si logra probar esto, puede que comience a tener nuevas experiencias.

Ahora, déjenme contarles un poco de esa chica que viene acercándose. Ella es la jovencita más hermosa de todo el colegio, sí, no hay ninguna como ella, quizá en todo la ciudad.


Ella es inteligente, alegre, tiene muchos amigos, ella es… Oh… ¿ustedes ven lo que yo estoy viendo?

Gaby se está acercando a Benjamín. Esto es algo muy inusual, nadie se acerca a él jamás, y menos una chica como ella.

Gaby: Hola Benji, ¿qué lees?

Benjamín: (Muy extrañado pero un poco emocionado levanta la mirada) – Ey Gaby, ¿cómo estás?, leo Los Miserables de Victor Hugo.

Gaby: !Qué interesante! Amo ese libro.

Benjamín: ¿En serio?, lo has leído?

Gaby: Claro, es una historia muy interesante.

Benjamín: Lo es. ¿Te gusta leer?

Gaby: Sí, no tanto como a ti (risas) , pero leo al menos un libro al mes, bueno depende de cuan largo sea.

Benjamín: Genial. ¿Cuál es tu favorito?

Narrador: Y así Benjamín y Gaby conversaron largo rato, entre risas y entusiasmo, por haber encontrado afinidad y mucho para compartir. Cuando sonó el timbre Benjamín le propuso a Gaby que fueran a conversar al parque esa misma tarde y Gaby aceptó encantada.

A partir de ese día, Gaby se convirtió en la primera amiga real que tuvo Benjamín, y para Benjamín, este fue el comienzo del verdadero libro, el libro de su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *