Esta es una obra de teatro para 5 personajes. La misma nos deja la enseñanza de que no todo es lo que parece, no siempre los acusados son los verdaderos culpables, pero quien realmente es culpable tarde o temprano terminará pagando sus errores.



Obra Cada uno que pague sus errores

Título: “Cada uno que pague sus errores”

Autora: Clara Pérez

5 personajes:

  1. Policía: que arresta al presunto ladrón
  2. Señora: Victima de robo.
  3. Testigo: Mujer que ve todo lo sucedido.
  4. Ladrón: Chico que roba el bolso de la señora
  5. Culpado: chico que culpan del robo.

Ambientación: Vía pública por dónde caminan los personajes.


Introducción: En una calle de la ciudad camina una señora, detrás de ella viene un chico y otro corriendo a toda velocidad lo empuja  haciéndolo caer sobre la señora, aprovechando la oportunidad para arrancar el bolso y tratar de huir.

ACTO ÚNICO

Señora (al sentir que el culpado cae sobre ella): ¡Auxilio!, me han robado.

Culpado (tratando de ayudarla): Disculpe señora, el chico me empujo al salir corriendo.

Señora (gritando histérica): ¿Qué chico? Me robaste, ¡policía! Me han robado.

Culpado (asustado y tratando de defenderse): No señora yo no la robé, el chico que me empujó le arrebató su bolso.

En ese momento llega un policía que estaba cerca, acompañado del chico que robó a la señora.

Policía (muy serio): ¿Qué sucedió señora?

Señora (sin parar de gritar): Me robó el bolso Sr. policía, arréstelo.

Culpado (mas asustado aun): Yo no robé a nadie, venia caminando y de pronto me empujaron sobre la señora, en ese momento la robaron.


Policía (tomando del brazo al culpado): este señor me dijo que lo vio todo y que es testigo de que te abalanzaste sobre la señora y la robaste ¿Dónde está el bolso?

Culpado (tratando de zafarse): No sé dónde está ese bolso, yo no robé a nadie, soy inocente, señora por favor, usted no me vio arrancar su bolso, dígale al policía que no me vio.

Señora (molesta pero ya sin gritar): claro que me robaste, arréstelo Sr. Policía.

Ladrón (con tono acusador): Yo lo vi, él le arranco el bolso a la señora, pero no le dio tiempo a correr, yo venía pasando justo en ese momento.

Policía (decidido): Bueno ya no hay más que decir, te llevo a la comisaria, la señora pondrá la denuncia y veremos que sucede contigo.

Culpado (Desesperado): ¿cómo le explico que yo no robé nada? ¡Señora por favor!


El policía toma al culpado del brazo para conducirlo a la comisaria, cuando aparece una mujer.

Testigo (habla fuerte para hacerse oír por el policía): Espere señor policía, yo soy testigo de todo lo que sucedió, la señora venia caminando por esta calle, el chico venía detrás, lo empujaron y el cayó sobre ella, y ese fue el momento que aprovechó el ladrón para quitarle el bolso.

Acusado: ¿Ya vio?  Yo no hice nada.

Policía (Intrigado): y si este no es el ladrón ¿quién robó a la señora?

El ladrón comienza a caminar despacio de espalda tratando de huir, pero la testigo habla rápidamente.

Testigo (señalando al ladrón): Él fue quien robo el bolso de la señora.

El policía suelta al acusado y toma al ladrón por el brazo empujándolo para llevarlo a la cárcel.

Policía: Pues, si este es el ladrón, cada uno que pague sus errores, quedas arrestado.

El policía se lleva al ladrón, y el acusado agradece a la testigo por haberlo salvado.

FIN

3 opiniones en “Obra corta sobre falsas acusaciones (5 personajes)”

Responder a yoenmy Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *