Guión de obra de teatro corta sobre la desobediencia (4 personajes)

En esta obra de teatro corta se cuenta una historia que refleja una situación complicada entre un hijo adolescente y su mamá y los problemas que trae para estos y su familia. Está estructurada en 3 actos y es para representar por 4 personajes.

Obra El hijo desobediente

Título de la obra: «El hijo desobediente»

Autora: Nathalie Marin

4 Personajes:

  1. Narrador (Voz en off)
  2. Jeison (hijo desobediente)
  3. Elizabeth (madre de Jeison)
  4. Mathias (Hermano menor de Jeison

Acto I.

(Elizabeth y Jeison sentados en la sala de su casa)

Narrador: Jeison era un joven extraordinario que habitaba con su madre en el barrio chino de la ciudad, intrépido pero muy rebelde; hecho que ocasionaba constantemente grandes angustias para su mamá Elizabeth Morantti.

Jeison: ¡Madre!

Elizabeth: Dime hijo, ¿qué necesitas?

Jeison: No encuentro mi camisa de la suerte y hoy tengo una salida importante. ¡Búscala!

Elizabeth: Pero hijo…

Narrador: En seguida Jeison la mira con gran molestia en sus ojos y se da la vuelta; mientras Elizabeth se dirige a continuar sus quehaceres y a doblar la ropa recién lavada de sus amados hijos, para salir por la tarde a trabajar y generar dinero para el sustento de su preciado hogar.

Mathias: Mamá, ¿quieres que te ayude con eso?, yo puedo planchar la ropa. ¡Necesitas descansar!

Elizabeth: Bello hijo no te preocupes, yo puedo hacerlo sola.

Mathias: ¡Insisto madre!

(Elizabeth agradece a Dios por tener un hijo tan servicial)

Elizabeth: Amado Dios, gracias por este hijo tan acomedido que me diste; sin embargo, hoy te pido con todo mi corazón que le des sabiduría y entendimiento a mi hijo Jeison y que me lo llenes de mucha salud, porque me angustia los peligros que le puedan afectar en la calle.

Acto II.

(Jeison llega a casa para cenar)

Jeison: Hola mamá, ¿ya está la cena?

Elizabeth: No hijo, ¿hoy vas a dormir en casa?

Jeison: No, debo hacer algo importante

Elizabeth: Pero hijo…

(Jeison sale de su casa)

Narrador: Después de observar este escenario, Mathias se acerca a su madre para consolarla ante su angustia inquietante.

Mathias: Madre, quiero decirte que agradezco todo lo lindo que haces por mí, porque nadie hace un esfuerzo tan grande como tú.

Acto III.

Narrador: A causa de la desobediencia, Jeison llega a casa golpeado tras haber sido víctima de un robo en el centro de la ciudad a altas horas de la noche.

(Jeison corre a encerrarse en su cuarto y se arrodilla)

Jeison: ¿Dios pero qué he hecho tan mal para que me ocurra esto?

Narrador: En ese momento tan intenso y de dolor por todo lo que le había sucedido, vino a su memoria el trato tan amargo dado al ser que le dio la vida.

(Elizabeth entra rápidamente al cuarto de Jeison y se une al llanto de su hijo Jeison)

Elizabeth: ¡Mathias, Mathias!

Mathias: Dios, pero ¿qué te ha pasado hermano?

Elizabeth: Tráeme rápido la caja de primeros auxilios

(Mathias corre a buscar el botiquín de primeros auxilios)

Mathias: Toma mamá.

Narrador: Jeison mira fijamente a su madre, conmovido por el acto inmenso de amor emanado.

Jeison: ¡Madre!, ¿por qué haces esto por mí? ¡No lo merezco!

Elizabeth: Lo hago porque eres mi hijo.

Narrador: Al escuchar tan sinceras palabras de su mamá, Jeison entra llanto incontrolable y le pide perdón por no haberla valorado lo suficiente.

Jeison: Perdóname madre, porque no supe valorarte y has sido tanto madre como padre, has luchado incansablemente por darnos alimento y por hacer de nosotros mejores personas, y nunca te he agradecido por el esfuerzo tan enorme que has hecho. ¡Te amo mamá!

(Jeison abraza a su madre, y seguidamente Mathias se une al abrazo en familia)

FIN.

10 comentarios en “Guión de obra de teatro corta sobre la desobediencia (4 personajes)”

    • Hola Pep, gracias por el comentario! Los autores que publican en este blog son mayoritariamente «principiantes», aficionados de la dramaturgia y literatura. Por eso no encontrarás información detallada de la biografía de los mismos. Espero que entiendas. Saludos!

      Responder
  1. Es un mensaje muy bueno el que transmite la obra, especialmente en esta época, donde se ha perdido el respeto, la comprensión y el entendimiento

    Responder

Deja un comentario