Este guión sirve para representar una obra de teatro corta de 4 personajes. Aborda la problemática de la discriminación y bullying en los niños y la necesidad de la tolerancia.



Obra Aceptando ser diferente

Título de la obra: “Aceptando ser diferente”

Autora: Clara Pérez

4 personajes:

  1. Amalia: Chica tímida y recatada, víctima de bullying
  2. Carolina: Amiga de Amalia que la aconseja y consuela, chica humilde pero menos tímida.
  3. Beatriz: Chica extrovertida, presumida, que se burla de Amalia.
  4. David: Amigo de Beatriz que la secunda en sus burlas para con Amalia.

Ambientación: Plaza de barrio en medio de varias casas, donde habitan los personajes.


Introducción: Beatriz y David caminan por la plaza del barrio cuando se cruzan con Amalia y Carolina.

ACTO ÚNICO

Beatriz (riendo de manera sarcástica): ¡Mira quien viene ahí, la monja del barrio!, la más bonita y sexy.

David (riendo de manera burlona y tratando de tocar a Amalia): Hola linda, me tienes enamorado con tanta… FEALDAD

Carolina (molesta y hablando fuerte): ¿No tienen nada más que hacer? Dejen ya de molestar a Amalia.

Amalia permanece callada, mirando al piso sintiéndose muy abochornada, mientras los otros personajes siguen discutiendo entre ellos.

David (sin dejar de ser sarcástico): ¿Ves cómo la reina del barrio tiene su esclava que la defienda? Nadie está hablando contigo, hablamos con la fea de tu amiga.

Beatriz (acercándose a Amalia sin dejar de reír): ¿Qué paso fea, te comieron la lengua los ratones?

Carolina (muy molesta): ¡Bueno ya! Paren de molestarla ¿No se cansan? Tienen años burlándose de Amalia ¿Qué necesidad tienen de hacer daño a alguien que no los ha dañado nunca?

Beatriz (dejando de reír y hablando molesta con Carolina): ¿Y tú qué necesidad tienes de meterte en algo que no es tu problema? me río de la fea, porque me molesta su presencia, verla me hace doler los ojos, y ella insiste en ponerse frente a mí, si no quiere que me burle de ella, tiene que desaparecer del barrio.


Carolina (hablando en un tono más bajo): Ella no tiene que desaparecer, este barrio no es de ustedes, todos vivimos aquí y tenemos derecho a estar en el lugar que deseemos y tú…

Amalia (interrumpiendo a Carolina y caminando hacia donde está Beatriz): No Caro, ella no me molesta porque le duelan los ojos, ni por fea, me molesta porque detesta lo que es y no soporta que yo sea distinta a ella, sí soy diferente y me siento orgullosa de serlo. Yo puedo pararme frente a cualquier persona sin sentir que me ven como un mal ejemplo, no tengo que molestar a nadie para sentirme segura, ni debo demostrar que soy muy mala para que me acepten. Eso lo haces tú Beatriz, porque eres insegura y necesitas ganar la aprobación de otros para pensar que eres alguien ¡qué lástima das!

Amalia termina de hablar y comienza a caminar, Carolina sigue detrás de ella y se alejan.

Beatriz (Golpeando el piso con sus pies): ¿David, por qué permitiste que esa fea me hablara así?

David (mirándola como si la estudiara): ¿Sabes Beatriz? la fea tiene razón, a ti no te duelen los ojos, te duele el alma de lo podrida que la tienes, y a mí me está doliendo haber perdido mi personalidad para seguir tu juego, vas a tener que buscar otro cómplice, la fea tiene toda la razón, que estúpidos nos vemos burlándonos de alguien para poder pensar que somos mejores.

David se aleja de Beatriz y esta queda con la boca abierta sin creer lo que acaba de escuchar.


FIN

5 opiniones en “Obra de teatro corta sobre la tolerancia para niños (4 personajes)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *