Esta es una obra de teatro para 9 personajes. La misma nos enseña que perseverando y siguiendo nuestra voz interior, podemos llegar a lugares muy distintos de dónde se inicia nuestra vida.



Obra sobre la perseverancia

Título: “La Odisea de Ulises”

 Autora: Silvina Carrasco

9 Personajes:

  1. Ulises niño: Es un niño de unos once años. Luce descuidado. Su ropa está vieja y rota. Más allá de su aspecto, su actitud es calmada y reflexiva.
  2. Santiago niño: Es un niño de unos siete años. Es el hermano de Ulises. Luce igual de descuidado que su hermano, pero su actitud es distinta: es rebelde y se nota su frustración.
  3. Carlitos: Es un niño de unos tres o cuatro años. Es el hermanito menor de Ulises.
  4. Isabel: Mamá de Ulises, Santiago y Carlitos. Es una mujer de unos 32 años pero el peso de una vida difícil y su adicción al alcohol han hecho mella en su aspecto y parece de mayor edad.
  5. Ulises joven: Es un joven de unos veinte años. Aunque su aspecto sigue siendo austero, viste ropa limpia y sana. Su forma de actuar sigue siendo calmada y reflexiva, aunque con más seguridad que la de Ulises niño.
  6. Santiago adolescente: Tiene unos dieciséis años. Viste con ropa de rapero y su actitud es aún más rebelde que la de Santiago niño.
  7. Ulises adulto: Es un hombre de unos cuarenta años, seguro y calmo.
  8. Aracelis: secretaria de Ulises adulto.
  9. Voz en off: Recita la poesía del final

(Es importante para la verosimilitud de la obra que Ulises niño, Ulises jóven y Ulises adulto – al igual que Santiago niño y Santiago adolescente- compartan rasgos físicos: mismo color de pelo y ojos, rasgos parecidos, etc.)


ACTO I

Infancia de Ulises

Personajes que intervienen en este acto: Ulises niño, Santiago niño, Carlitos e Isabel.

Escenario: Un ambiente de una casa muy precaria. Paredes manchadas, poca iluminación, un sofá roto y sucio, una mesa, unas sillas y algún mueble. Todo tiene aspecto de viejo y descuidado.

Ulises está sentado en la mesa, tratando de estudiar con sus cuadernos y lápices sobre la mesa. A su alrededor todos gritan y se escucha música bastante fuerte que viene de la calle.

 (Carlitos golpea una olla con una cuchara cerca de su mamá que está tirada en el sofá, despeinada y con el maquillaje corrido.)

Santiago: (con voz alta para ser escuchado entre tanto ruido) Ulises, necesito dinero para el autobús.

Ulises: Ya no tengo nada, tuve que pagar la cuenta del almacén.

Isabel: Ulises, pues, vé otra vez dónde don Armando, a ver si tiene más trabajo para tí.

Ulises: No puedo mamá, tengo mucho que estudiar.


Isabel: (gritando) Ya deja eso del estudio y búscate una ocupación. Eso de los libros no es para gente como tú.

Carlitos: (sigue golpeando la olla) ¡Tengo hambre mamá! ¡Mamá tengo hambre!

Isabel: ¡Silencio Carlitos, me duele la cabeza!

Santiago niño: ¡Si usted no bebiera hasta quedar tirada, no le dolería la cabeza!. ¡Además tendría plata para comprar comida!.

Isabel: ¡Si quieres comida, pídele a tu padre, si es que logras saber dónde vive!  (Carlitos sigue gritando y haciendo ruido con la olla) ¡Mi cabeza! ¡Callen a ese niño!. (Se cubre la cabeza con una manta que hay en el sofá)

 (Ulises se para, le saca con cuidado la olla y la cuchara a Carlitos y le dá algo de comer que saca de su mochila. Se sienta, respira profundo y sigue estudiando con rostro triste. La música sigue sonando a todo volúmen)


ACTO II

 Juventud de Ulises

 Personajes que intervienen en este acto: Ulises jóven y Santiago adolescente

Escenario: El mismo ambiente de la casa del ACTO I. Tiene algunos adornos nuevos y la disposición de los muebles es distinta (han pasado nueve años). El sofá, sillas y mesa son los mismos, pero está limpio y ordenado.

(Ulises está sentado en la mesa estudiando. Llega Santiago, arrogante) 

Santiago adolescente: ¡Qué sorpresa, sigues estudiando! ¿Por qué no dejas esa historia y te vienes a tomar un trago conmigo y con los panas?

Ulises joven: Lo siento hermano, después de clases tengo que ir una reunión de la escuela de Carlitos y luego a trabajar.

Santiago adolescente: ¡Disculpa! Me había olvidado que eres el tipo perfecto y no tienes tiempo pa’ la rumba.

Ulises joven: (muy apenado. Deja lo que está haciendo, se acerca a su hermano, apoya su mano en el hombro de éste y lo mira a los ojos) Santiago, hermano, no te dejó ninguna enseñanza el final de nuestra madre, ¿piensas terminar como ella?. ¡Podemos tener una vida mejor!

-Santiago adolescente: (furioso) ¡La buena vida no es para gente como nosotros y no me compares con esa borracha! (saca violentamente la mano de Ulises de su hombro y se dirige a la puerta). (Se detiene en la puerta y lo mira) ¡Deja esos libros y confórmate con ésto Ulises, tú no eres mejor que yo! (sale).

(Ulises muy apenado toma un retrato con la foto de su madre. Respira profundamente, se seca una lágrima, pone sus libros en una mochila, la toma y sale)

ACTO III

Adultez de Ulises

Personajes que intervienen en este acto: Ulises adulto y Aracelis

Escenario: Consultorio de un médico. Escritorio, silla deslizable, sillón de dos cuerpos, lámpara, una mesita, florero con flores frescas, diplomas enmarcados en la pared, retratos con fotos. Todo luce impecable, cómodo y confortable.

(Ulises sentado en la silla detrás de su escritorio, vestido impecablemente con guardapolvo blanco, pantalón de vestir, zapatos y un fonendoscopio en el cuello.)

Aracelis: (se asoma a la puerta) Doctor Ulises, su próximo paciente.

Ulises adulto: Hágalo pasar, por favor.

(Aracelis sale)

Ulises respira profundamente y sonríe (por primera vez en la obra) con un sereno regocijo.

(Mientras Ulises adulto, sentado en su escritorio respira profundo y sonríe)

Voz en off:   Vivió su propia Odisea,

libró sus propias batallas

durmiendo entre la pobreza

y la marginalidad.

No era un héroe de otros tiempos

inmortal y sobrehumano

la frustración le dolía

cómo a todos los demás.

No creía en el destino,

hizo su propio camino,

su fe y fortaleza internas

le dieron la libertad.

 

FIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *