Una maravillosa obra infantil de 5 personajes, que habla sobre la curiosidad de un niño por las cosas que hay en el mundo y que luego de sus aventuras para conocerlo, su decisión es, que nada es como su hogar.

Título: «Mi casa, el mejor lugar del mundo»

Autora: Clara Pérez

5 Personajes:

  1. Jorge: Niño curioso que quiere conocer el mundo.
  2. Venado: Se encuentra con Jorge y le cuenta las aventuras de las montañas.
  3. Camello: Cuenta a Jorge las aventuras del desierto.
  4. Pez pequeño: Narra como es vivir en el mar.
  5. Pez grande: Intenta comerse al pez pequeño.

Acto único

Ambientación: 3 pendones dibujados en el escenario, el primero muestra las montañas, el segundo muestra el mar, el tercero el desierto. Aparte en el escenario debe haber una mesa con sillas que represente la casa del niño.

Introducción: El niño comienza hablando en voz alta y con el público, desde la mesa que representa su casa.

Jorge: (Dirigiéndose al público) ¡Hola! ¿Cómo están? Ya que han venido a visitarme quiero hacerles unas preguntas ¿Nunca han sentido curiosidad por visitar las bellezas del mundo?

Jorge espera la respuesta del público, si no responden vuelve a preguntar.

Jorge: (Una vez que recibe la respuesta y sin dejar de dirigirse al público) A mí me pasa lo mismo, quiero conocer las cosas hermosas de nuestro planeta y para eso, decidí que voy a viajar hasta ellas ¿Qué dicen? ¿Me acompañan?

Jorge: (Luego de escuchar el sí del público) Entonces vamos a conocer las montañas, vengan conmigo.

Jorge empieza a caminar lentamente hasta el pendón donde se dibujan las montañas, se para frente a ellas.

Jorge: (Impresionado) ¡Woow! Que grandes y hermosas son las montañas, creo que no podría llegar a la cima, cuánta vegetación y colorido.

Venado: (Acercándose a Jorge intrigado) Tú no eres de estos lados ¿Qué te trae por aquí?

Jorge: (Aun muy animado) Mi curiosidad me trajo a conocer el mundo. Me encantan las montañas ¿Dime como es vivir aquí?

Venado: (Muy orgulloso de su hábitat) Es esplendido, las montañas son amplias, hermosas, muchos árboles, riachuelos, se vive muy feliz.

De pronto se oye a lo lejos un disparo y el venado abre sus ojos inmensos y echa a correr

Venado: debo irme, vienen los cazadores ¡Huyeee!

Jorge: (Sin saber por qué, empieza a correr alejándose de las montañas) Muy bonitas, pero peligrosas, los cazadores disparan sin control. Mejor vamos al mar.

Jorge sube a una especie de balsa y se dirige al pendón donde se ve el mar.

Jorge: (Maravillado) Que aguas tan cristalinas, que brisa tan esplendida, el mar es maravilloso.

De pronto se asoma un pez pequeño.

Jorge: Hola pececito ¿Cómo estás?

Pez pequeño: Muy bien ¿Qué haces en mi mar?

Jorge: Vine a conocerlo, me encanta, es hermoso ¿Cómo es vivir en él?

Pez pequeño: ¿Cómo puede ser? Todo es perfecto, las aguas tranquilas, todo es increíble, el fondo del mar es algo sin comparación y nada es como el océano.

En se momento sale a la superficie un pez más grande que trata de comerse al más pequeño.

Pez pequeño: (Asustado y huyendo) Ahhhhhh me tengo que ir, este pez me quiere comer.

Jorge: (huyendo despavorido en su balsa) Pero por Dios, tampoco es tan seguro el mar, los peces grandes devoran a los pequeños.

Conozcamos mejor el desierto.

Jorge: (se mueve hasta el pendón del desierto, y mirando la inmensidad de la arena queda completamente impresionado) Cuanta belleza, pareciera no tener fin, toda esta arena, moviéndose y formando figuras es algo que no debería perderse nadie.

De pronto ve acercarse un camello.

Jorge: Hola camello ¿Cómo estás? ¿Podrías contarme como vives en el desierto?

Camello: (Con cara de fastidio) Vivo con calor, poca agua, y mucha arena sobre mi cuerpo. Es bonito el desierto, pero una zona muy incómoda para vivir.

De pronto Jorge sintió que el calor lo agobiaba, empezaba a sudar.

Jorge: Creo que tienes razón camello, es hora de partir, el calor me está asfixiando. Es el momento de volver a casa.

Jorge camina de nuevo hasta donde está la mesa. Volviendo a dirigirse al público.

Jorge: Uff esta curiosidad me enseñó algo ¿Quieren saber que?- espera la respuesta del público-.

Jorge: Me enseñó que el mundo es muy hermoso, pero cada quien debe vivir en su lugar. Los cazadores, depredadores y el calor intenso no son lo mío. Acabo de aprender que mi casa es el mejor lugar del mundo ¿No lo creen así?

Jorge espera la respuesta del público y sale del escenario.

FIN.

Ver más obras similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *