Esta es una obra de teatro para 6 personajes. La misma nos deja una gran enseñanza sobre la importancia del compañerismo, la cooperación y el respeto.



Obra De Teatro Sobre Companerismo

Título de la obra: “Lecciones de Escuela”

Autora: Janet Mora

6 PERSONAJES:


  1. Elvira (una jirafa)
  2. BooBoo (un chimpancé)
  3. Kiko (un mono capuchino)
  4. Sandy (una osa hormiguera)
  5. Mary (una osa pardo)
  6. Moto (un gorila grande)

AMBIENTACIÓN: Hora de jugar en el patio de la escuela animal. Un patio amplio con un enorme árbol en todo el centro.

INTRODUCCIÓN: El patio de la escuela se encuentra lleno de todos los pequeños animales del bosque jugando, vemos todo tipo de animales.

BooBoo, Kiko y Sandy parecen divertirse mucho jugando al fútbol con una pelota autografiada por el mejor jugador de todo el continente. Observamos a Sandy y a Mary sentadas en una banca, animando el juego.

BooBoo: Soy el mejor pateador de esta escuela Kiko! Jamás podrás ganarme!

Kiko: Tal vez seas el mejor pateando la pelota BooBoo, pero yo sigo siendo el más veloz de los dos!

Sandy: Ustedes son los mejores jugadores de futbol de esta escuela! Y sin duda Mary y yo somos las más bonitas!

Mary: Ni que lo digas, Sandy! Debe haber muchas en esta escuela que ya quisieran ser como nosotras!

Elvira: (tocándole el hombro a Sandy y Mary) Hola! Puedo sentarme con ustedes?

Mary: (Con tono odioso y mirando hacia arriba) Pero quién eres tú?


Sandy: (en tono burlón) Woow! Que largo cuello tienes!

Elvira: Si! Es porque soy una jirafa. Soy la especie más alta entre todos los animales terrestres!

Mary: Y siendo tan alta cómo crees que podremos contarte secretos? Tendríamos que escalar en ti para poder contártelos y nos llevaría una eternidad, sí que se vería ridículo!  Jamás podrás ser nuestra amiga! No eres de nuestro tamaño!

BooBoo y Kiko dejan de jugar estallando en risas y acercándose a Mary, Sandy y Elvira.

Elvira: (con lágrimas en los ojos) Eso que dices es muy hiriente.

Elvira se aleja llorando de ellos y se ubica en una esquina.


De pronto se escuchan unos pasos grandes y secos. BooBoo y Kiko dejan de reírse y quedan paralizados de miedo.

Moto: Pero miren quienes están aquí! Si son los autoproclamados “Mejores jugadores de la escuela” y miren quienes están con ellos! Las también autollamadas “Mas lindas de la escuela” Veamos qué hacen sin su pelota autografiada!

Moto le arranca la pelota a Kiko y la lanza al árbol más alto de todo el patio.

Moto: Y ahora veamos que hacen sin su pretenciosa Sandy! (Moto agarra a Sandy y la monta en lo más alto del mismo árbol en donde puso la pelota autografiada)

Moto: (alejándose) Ja, ja, ja! Vamos a ver si alguien los ayuda, cosa que no creo!

Sandy no deja de gritar de miedo desde lo más alto del árbol. Kiko y BooBoo se ven desesperados al no saber qué hacer para ayudar a Sandy y bajar la adorada pelota. Mary en estado de shock, se ve pensativa. Todos los animales de la escuela los miran y se ríen. Ninguno demuestra ganas de ayudarles.

Mary: Creo que hay alguien que nos puede ayudar a bajar a Sandy y a la pelota. Alguien a quien desearía no tener que pedírselo.

Vemos a Mary acercarse a Elvira, quien sigue llorando sentada en una banquita de espaldas. No se ha percatado de lo sucedido.

Mary: Querida Elvira. Sé que haberme burlado de tu largo cuello hace unos segundos junto con mis amigos, no estuvo bien, y te quiero pedir disculpas. Ahora tu largo y fuerte cuello es lo único que puede ayudarnos en estos momentos.

Elvira: (secando sus lagrimas y con voz emocionada) Para qué podría ser buena, Mary?

Mary señala hacia el árbol. Elvira no puede creer lo que ve. Sale corriendo hacia el árbol.

Elvira: Baja por mi cuello Sandy! Sujétate bien de él y desciende poco a poco, no me harás daño y no podrás caerte, estaré protegiéndote!

Sandy, llorando, logra bajar del enorme árbol. Al tocar tierra le entrega la pelota autografiada a BooBoo y abraza fuertemente a Mary. Elvira se ve alegre.

Mary: Me siento terriblemente apenada contigo Elvira.

Sandy: Elvira, me has salvado. Y no debiste hacerlo pues hace un rato me burlaba de ti. Tienes un gran corazón, no sé como agradecértelo.

BooBoo: Yo sí sé como agradecer este enorme gesto! Kiko y yo queremos regalarte nuestra pelota autografiada en manera de disculpas!

Elvira: No puedo aceptarlo, es su preciada pelota!

Kiko: Si no la quieres aceptar, entonces que esta pelota se convierta en el símbolo de nuestra amistad que comienza desde ya!

Elvira se nota realmente emocionada y baja su cuello haciendo que Mary, Sandy, Kiko y BooBoo se monten en él.

Elvira (grita emocionada): Será el comienzo de una divertida y muy diferente amistad!

De pronto, se vuelven a escuchar unos enormes y secos pasos en el piso. Vemos entrar a Moto y todos se quedan congelados.

Moto: Espero que esto les haya servido como una gran lección. Todos somos diferentes, pero muy importantes a nuestra manera. Si no hubiese sido por la gran altura del cuello de Elvira, Sandy no hubiese podido bajar. Debemos respetarnos y aceptar a los demás tal cual son. Si alguien es distinto a nosotros, no quiere decir que él sea mejor ni peor que nosotros. Todos somos iguales por dentro.

FIN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *