Esta es una obra de teatro para 4 personajes. La misma cuenta la historia de un niño que mentía acerca de estar enfermo, hasta que un buen día sus padres decidieron tenderle una trampa para enseñarle lo malas que son las mentiras.



Obra De Teatro Sobre Lo Perjudicial De Las Mentiras

Título de la obra: “El enfermito mentiroso”

Autor: Manuel Martínez

4 personajes:

  1. JESÚS.- Niño de 12 años. Siempre está fingiendo enfermedades y malestares para no tener que ir al colegio. Tiene un perro llamado Bobby y ambos son inseparables.
  2. MADRE DE JESÚS.- Mujer de 40 años, vive pendiente y preocupada siempre de su hijo.
  3. PADRE DE JESÚS-  Hombre de 42 años, padre de Jesús, es más desconfiado con los dolores de su hijo
  4. ANDRÉS, MÉDICO DE LA FAMILIA.- Hombre de 50 años, médico acostumbrado a tratar niños mentirosos

ACTO I

Jesús un niño de 12 años tiene un total rechazo por el colegio y la obligación de acudir día a día.


(Personajes que intervienen en este acto Jesús, Susana la madre de Jesús y Fermín el padre de Jesús.)

Jesús en su habitación sostiene en su mano un termómetro junto a la bombilla de su lamparita de noche. El perro de Jesús lo sigue con la mirada acostado a los pies de la cama. Al oír como su madre se acerca a la puerta Jesús se mete el termómetro en la boca y de un salto se mete en la cama. La madre de Jesús entra en la habitación.

JESÚS: ¿Mami?

MADRE DE JESÚS: Sí, mi niño. Ya han pasado unos minutos, enséñame el termómetro para que vea si tienes fiebre.

La madre mira asombrada el termómetro.

MADRE DE JESÚS: Dios mío, cuarenta de fiebre. Rápido ve al baño a darte una ducha de agua fría.

JESÚS: Entonces mañana ¿no voy a ir al colegio?

MADRE DE JESÚS: Claro que no. Voy a llamar ahora mismo al médico, Dios santo, cuarenta de fiebre. Fermín (padre de Jesús) ven corre, tráeme el teléfono.

El Padre de Jesús entra en la habitación asustado.


PADRE DE JESÚS: ¿Qué pasa?

MADRE DE JESÚS: El niño que tiene cuarenta de fiebre.

El Padre de Jesús pone su mano sobre la frente de Jesús.

PADRE DE JESÚS: Pues no lo noto caliente, la verdad.

MADRE DE JESÚS: Rápido Jesús, vete al baño, en seguida voy a prepararte un baño de agua fría. Dame el teléfono Fermín.

El niño sale de la habitación. La madre coge el teléfono.


MADRE DE JESÚS: ¿Doctor?… sí esa misma.

ACTO II

(Personajes que intervienen en este acto Susana la madre de Jesús, Fermín el padre de Jesús y Andrés el médico de la familia)

En el pasillo de la primera planta de la casa de Jesús, están reunidos, el Padre de Jesús, la Madre y Andrés el médico de la familia. Al otro lado del pasillo la puerta del dormitorio de Jesús permanece cerrada.

ANDRÉS: Puedes estar tranquila. Lo acabo de auscultar y no tiene nada de nada.

MADRE DE JESÚS: Pero, ¿y la fiebre?

ANDRÉS: Os ha vuelto a engañar.

PADRE DE JESÚS: Te lo dije. No se tienen cuarenta de fiebre y se está uno tan alegre en su habitación jugando a la consola.

ANDRÉS: Fermín tiene razón, te ha vuelto a engañar. La próxima vez no le dejes solo cuando le pongas el termómetro.

PADRE DE JESÚS: A mí no me vuelve a engañar, la próxima vez se lleva un guantazo.

MADRE DE JESÚS: No digas eso Fermín, sabes que eres incapaz.

ANDRÉS: Además esa no es la solución. Tenéis que asustarlo. Mirad tengo una idea. Jesús tiene un perro, ¿no?

MADRE DE JESÚS: Sí, y el perro y él están todo el día juntos.

ANDRÉS: Pues miren tenemos que darle un muy buen susto. Este es el plan, y por favor no se echen para atrás, piensen que lo hacen por el bien de su hijo, como les iba diciendo el plan que suelo recomendar para niños como Jesús es…

ACTO III

(Personajes que intervienen en este acto Susana la madre de Jesús, Fermín el padre de Jesús y Jesús)

En el salón de la casa, están reunidos el Padre de Jesús y la Madre. Entra en escena Jesús con la mochila del colegio.

JESÚS: Mamá, vuelvo a sentirme mal, creo que no me he recuperado del todo. En el colegio he vuelto a notar como me flojeaban las piernas…

MADRE DE JESÚS: Ven, Jesús siéntate, tenemos que hablar contigo.

JESÚS: ¿Qué pasa?

PADRE DE JESÚS: Hemos hablado con el médico nos ha dicho que toda tu enfermedad viene por Bobby (el perro de Jesús).

JESÚS: ¿Qué pasa con Bobby?

MADRE DE JESÚS: Eres alérgico a los perros, de ahí todas tus fiebres y tus malestares.

PADRE DE JESÚS: Así que sintiéndolo mucho, hemos tenido que dar a Bobby. Nosotros no podíamos tenerlo aquí en la casa.

JESÚS: (Con lágrimas en los ojos) No, no, no. Mi perro, ¿dónde está mi perro? ¡Bobby!, ¡Bobby!

PADRE DE JESÚS: No te molestes en llamarlo, Jesús, ya no está aquí.

JESÚS: No, no. Mamá, papá era mentira. Todo lo de la fiebre  y los malestares, todo era mentira, no estaba malo. No os lo llevéis, por favor.

Jesús llora desconsoladamente mientras se abraza a su madre. El Padre y la Madre se sonríen. Fermín se levanta de su sitio y sale de la escena. Entra a los pocos segundos con Bobby, que se lanza corriendo hasta Jesús, ambos se abrazan.

MADRE DE JESÚS: Espero que hayas aprendido algo, Jesús.

PADRE DE JESÚS: No vuelvas a engañarnos Jesús.

JESÚS: No volveré a hacerlo, os lo prometo. Jesús vuelve a abrazar a Bobby.

FIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *