Esta es una obra de teatro para 12 personajes. La misma busca enseñarles a los niños pequeños a respetar y apreciar las diferencias y características individuales de cada uno.



Obra sobre las diferencias

Título: “Respeto por las diferencias”

Autora: Silvina Carrasco

12 Personajes:

  1. Titiritero/a 1: Da vida -voz y movimiento- a Frambuesa títere y Manzana títere.
  2. Titiritero/a 2: Da vida -voz y movimiento- a Naranja títere y Limón títere.
  3. Titiritero/a 3: Da vida -voz y movimiento- a Señora títere.
  4. Maestra: Es la maestra del jardín de infantes o preescolar donde se desarrolla la función.
  5. Noelia: Niña de 4 o 5 años. Alumna del jardín.
  6. Martín: Niño de 4 o 5 años. Alumno del jardín.
  7. Jorgito: Niño de 4 o 5 años. Alumno del jardín.
  8. Nico: Niño de 4 o 5 años. Alumno del jardín.
  9. Male: Niña de 4 o 5 años. Alumna del jardín.
  10. Benja: Niño de 4 o 5 años. Alumno del jardín.
  11. Leyla: Niña de 4 o 5 años. Alumna del jardín.
  12. Mica: Niña de 4 o 5 años. Alumna del jardín.

ACTO I

Personajes que intervienen en este acto: Titiritero/a 1, Titiritero/a 2, Titiritero/a 3, Maestra, Noelia, Martín, Jorgito, NIco, Male, Benja, Leyla y Mica.


Escenario: El aula o sala de jardín de infantes o preescolar durante una función de títeres o marionetas: un armazón o estructura para obra de títeres, mesas y sillas pequeñas, dibujos infantiles pegados a modo de decoración, lápices y papeles de colores y juguetes en un rincón.

En este acto, la acción principal se desarrolla en el escenario de los títeres. Los alumnos del jardín, que están sentados en sus sillas, solo observan la función.

(En escena, sobre el armazón: Frambuesa títere, Manzana títere, Naranja títere y Limón títere conversan. Están tristes porque nadie las compra.)

–Limón títere: (Decepcionado) Aaaa… Todas las demás frutas de la frutería han sido compradas y nosotras seguimos aquí.

–Naranja títere: Sí, ¿por qué será que nadie quiere comprarnos?

–Frambuesa títere: (Apenada) Yo soy la más pequeñita de todas. Estoy segura de que ese es mi problema. Seguramente nadie me elige porque soy muy pequeñita.

–Manzana títere: Yo soy más grande que tú y nadie me elige tampoco. Seguramente es porque soy muy dura y no soy jugosa como ustedes. (Suspira).

–Naranja títere: Mi problema es que no soy lo suficientemente dulce.

–Limón títere: Pues yo me quedaré aquí para siempre. Nadie me elegirá, pues nadie va a querer mi gusto ácido.


(Ingresa en la escena  Señora títere.)

–Señora títere: (Cantando de buen humor) Lalalalalalala… Voy a preparar el postre perfecto. (Mira a las frutas títeres) ¡Pero si aquí está todo lo que necesito para mi postre perfecto: la dulzura de la frambuesa, lo jugoso de la naranja, lo crocante de la manzana y el toque ácido del limón! ¡Perfecto! ¡Me las llevo a todas!

(Salen todos  contentos y se cierra el telón de los títeres. Los niños que están en el escenario general de la obra aplauden.)

ACTO II

Personajes que intervienen en este acto: Maestra, Noelia, Martín, Jorgito, NIco, Male, Benja, Leyla y Mica.

Escenario: El mismo escenario del Acto anterior, solo que en este Acto, la acción está focalizada en los niños y la maestra.

–Maestra: ¿Les gustó la función?


–Niños: ¡Sí!

–Maestra: ¿Alguien me puede decir por qué la señora necesitaba a todas las frutas para que su postre fuera perfecto?

–Noelia: Porque todas tenían cosas buenas.

–Maestra: Muy bien. Porque todas tenían cosas buenas y diferentes que agregar al postre.

–Martín: Sí, porque todas las frutas eran diferentes.

–Maestra: Muy bien. Y las personas, ¿también somos diferentes?

–Jorgito: Si, yo soy más alto que todos.

– Nico: Y yo soy más bajito que todos.

–Male: Y yo tengo el pelo colorado.

–Mica: Y yo de color negro.

–Leyla: A mí me gusta dibujar y en cambio, a mi amiga Ale le gusta más andar en bicicleta.

–Benja: A mí me gusta tocar la guitarra y a mi hermana no le divierte. A ella le gusta patinar.

–Maestra: ¿Y se imaginan cómo sería el mundo si todos fuésemos iguales y nos gustaran las mismas cosas?

–Nico: Como robots.

–Maestra: ¿Sería un poco aburrido no? Seríamos como robots que se ven y hacen todo igual.

–Mica: Es bueno ser diferentes.

–Maestra: Es muy bueno. Aunque todos tenemos los mismos derechos y el mismo valor, somos personas con características distintas y todos tenemos nuestras propias cosas buenas.

–Male: Como las frutas.

–Maestra: Exacto, como las frutas. Todos tenemos nuestras cosas buenas que aportar. Por eso hay a respetar y apreciar las diferencias, ¿están de acuerdo?

–Niños: ¡Sí!

–Maestra: ¿Un aplauso para nosotros y nuestras diferencias?

(Aplausos.)

FIN

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *