Obra de teatro para 6 personajes. La misma cuenta la historia de una joven pareja que a pesar de todos los obstaculos que les ponen por delante, afrontan una decisión muy importante que les cambiara la vida.



Obra sobre las decisiones

Título: “La joven pareja”

Autor: Manuel Martínez

6 personajes:

  • FRAN.- 17 años, inteligente y maduro para su edad. Novio de Laura va a ser padre con Laura y acuden a la casa de ambos padres para contarles la noticia.
  • LAURA.- 17 años, novia de Fran. Está embarazada de Fran
  • PADRE DE FRAN.- 43 años. Tiene ideas más antiguas que su esposa.
  • MADRE DE FRAN.- 40 años.
  • PADRE DE LAURA.- 45 años. Junto con su mujer son un matrimonio de ideas muy conservadoras
  • MADRE DE LAURA.- 42 años.

ACTO I

Casa de los padres de Fran. Es de noche sentados en el comedor se disponen a cenar los padres de Fran, este y su novia Laura.


Fran interrumpe la cena golpeando su plato con un tenedor.

FRAN: Perdonad, pero tengo algo que contaros.

PADRE DE FRAN (El padre con tono socarrón): ¿Te has hecho vegano?

MADRE DE FRAN: ¡Shh!, calle y deja que hable.

FRAN: Cómo iba diciendo, pues Laura y yo estamos muy bien juntos, la verdad que llevamos ya dos años saliendo…

MADRE DE FRAN: ¿Os vais a casar?

FRAN: Por favor, dejadme terminar.

PADRE DE FRAN: Eso.

FRAN: Lo que decía es que…


Laura sentada al lado de Fran le mira, este le devuelve la mirada y ambos se dan la mano.

PADRE DE FRAN: Pues si no os vais a casar, ¿qué pasa?

MADRE DE FRAN: ¿Os vais a vivir juntos?

FRAN: Tampoco… bueno sí, sí que nos vamos a vivir juntos, pero no era esa la noticia.

MADRE DE FRAN: ¿Entonces?

Fran respira hondo y aprieta la mano de Laura


FRAN: Pues… que Laura está embarazada, que vamos a ser papás. Bueno y vosotros abuelos.

Se hace el silencio en la habitación los padres de Fran se miran el uno al otro.

MADRE DE FRAN: Pero… cómo…

PADRE DE FRAN: ¿Estáis locos?, a ver que un bebé no es ningún juguete que cuesta mucho criarlo.

FRAN: Ya lo sabemos papá. No somos tontos

PADRE DE FRAN: Pues no lo parece, porque vaya una manera de desgraciarse la juventud.

MADRE DE FRAN: A ver, que no es malo, pero es que sois muy jóvenes, quizás más adelante cuando seáis un poco más mayores.

PADRE DE FRAN: Cómo que no es malo, es muy malo.

FRAN: A ver que no somos tontos, yo ya he empezado a trabajar en el hiper no es mucho, pero puedo ascender poco a poco, Laura va a seguir estudiando mientras el embarazo lo permita.

LAURA: Sabemos que va a ser difícil, pero nos queremos mucho y eso es importante, ¿no?

PADRE DE FRAN: Sí que es importante Laurita, pero… es que tenéis toda la vida por delante.

FRAN: ¿Con cuántos años me tuvisteis a mi vosotros?

MADRE DE FRAN: No es lo mismo

PADRE DE FRAN: Desde luego, eran otros tiempos.

LAURA: Nosotros sabemos que será muy difícil.

FRAN: Pero estamos muy ilusionados.

PADRE DE FRAN: Os equivocáis, en serio, cometéis un grandísimo error. Pero bueno.

El padre de Fran sale de la habitación, se quedan en silencio por un momento.

MADRE DE FRAN: Disculpadle, en el fondo se alegra.

FRAN: Sí, pero muy en el fondo.

ACTO II

Casa de los padres de Laura. Fran y Laura han ido a comer para contarles la noticia a ellos también. 

PADRE DE LAURA: Lo que yo os diga, a ese taller no vuelvo a llevar más mi coche, vaya un mecánico y vaya manera de atender a los clientes. Pero claro me pillo fuera y no podía traer el coche más cerca.

Fran y Laura comen de sus platos casi sin mirar al Padre de esta.

MADRE DE LAURA: Y dinos Fran, ¿has encontrado ya algún curso de postgrado para después del Instituto?

FRAN: Pues no todavía no, es más queríamos hablaros de eso.

PADRE DE LAURA: ¿Qué sucede?, ¿has encontrado algún curso en el extranjero, es eso de lo que nos queréis hablar que os vais fuera?

MADRE DE LAURA: La verdad que no nos haría mucha gracia que os fuerais a vivir fuera juntos, pero supongo que sería mejor.

LAURA: No exactamente. Os queremos contar una cosa y antes de que digáis algo, dejadnos terminar y sobretodo pensad que somos adultos y sabemos lo que hacemos.

PADRE DE LAURA: Empezamos bien, mira como sea lo que me imagino que es, la vamos a tener.

MADRE DE LAURA: Bueno deja que hablen.

LAURA: Fran y yo vamos a ser padres.

PADRE DE LAURA: ¿Perdón?, es una broma, ¿verdad?

Fran y Laura niegan con la cabeza.

MADRE DE LAURA: ¿Estás segura hija mía?

LAURA: 

Todos permanecen en silencio por un momento.

LAURA: ¿No decís nada?

PADRE DE LAURA: ¿Qué quieres que te digamos? ¿Que sois unos irresponsables y que acabáis de arruinaros la vida?

LAURA: O también podrías darnos tu opinión y apoyarnos.

PADRE DE LAURA: Yo no puedo apoyar un acto de inmadurez. Acabáis de fastidiar vuestro futuro. Y lo peor es que sé cómo va a acabar todo esto. Tú…

(Señalando a Fran)

… te cansarás en unos meses y el niño o niña acabaremos cuidándolo y criándolo tu madre y yo, y me niego.

FRAN: Se equivoca y se acabará dando cuenta de su error.

PADRE DE LAURA: Sólo puedo deciros una cosa, si esperas que nosotros acabemos ocupándonos de tus problemas, estás muy equivocada, porque vivirás aquí porque eres nuestra hija pero no pagaremos todos tus platos rotos.

LAURA: Pues tranquilo que todo eso tiene solución. Nosotros somos una pareja, lo hemos pensado muy seriamente y sabemos que será difícil. Nos vamos a ir a vivir juntos y sí lo aceptas bien y sino tranquilo que no te molestaremos más.

ACTO III

Casa de Fran y Laura, la casa está casi vacía tiene solo los muebles imprescindibles como un par de sillas y una mesa.

Fran y Laura entran en la casa, Fran porta una caja encima y un macuto colgado del hombro. Ella se sienta en una de las sillas se acerca a la mesa con el semblante muy serio.

FRAN: Dejo la caja aquí y vamos colocando el interior en su sitio poco a poco esta tarde.

Fran se detiene y mira a Laura.

FRAN: ¿Qué te ocurre pequeña?

LAURA: Nada.

De los ojos de Laura empiezan a brotar lágrimas que se escurren por sus mejillas.

FRAN: ¿Pasa algo?

LAURA: ¿Y si estamos equivocados?

FRAN: ¿Con qué?

LAURA: Con nosotros, el niño, la casa. ¿Y si nuestros padres llevan razón?

FRAN: Pues sabes qué, que puede que lleven razón.

LAURA: ¿Sí?, ¿tú también lo piensas?

FRAN: Pues claro, que clase de descerebrado sería si no tuviera miedo. Pero es normal

LAURA: ¿Cómo normal?

FRAN: Pues normal, tener miedo significa que estamos preocupados. Y es normal porque es algo muy complicado. Pero tú y yo juntos, seguro que lo conseguimos.

Laura sonríe.

FRAN : Y puede que cometamos errores y tengamos muchos más problemas de los que pensábamos, pero no se me ocurre ninguna compañera mejor para llevar a cabo esta aventura.

LAURA: Te quiero.

FRAN: Lo sé.

Ambos se ríen y se besan.

FIN

3 opiniones en “Obra de teatro sobre las decisiones (6 personajes)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *