Esta es una Obra de Teatro para 10 personajes. La misma nos muestra cómo influencian en los niños los buenos maestros; dejando en ellos autoconfianza y estímulo que los acompañarán durante todas sus vidas.



Obra homenaje a mi maestra

Título: “Homenaje a mi maestra”

 Autora: Silvina Carrasco

10 Personajes:

  1. Merlina: Es una encantadora niña de diez años. Es muy buena alumna y tiene muchos intereses, el más grande: los animales. Aún así, en su familia no se valora su inteligencia, su dedicación y sus pasiones.
  2. “La Seño Gaby”: Es la maestra de primaria de Merlina. Tiene unos 40 años. Es muy afectuosa y se nota en ella una verdadera vocación para trabajar con niños. Será quien estimule en Merlina su autoconfianza y sus talentos.
  3. María: Es la mamá de Merlina. Tiene unos 36 años. Tiene muchos hijos y poco tiempo para dedicarle a cada uno en particular. Generalmente, camina de un lado a otro barriendo, levantando cosas del piso, doblando ropa, limpiando, ordenando, etc.
  4. Jorge: Es el papá de Merlina. Tiene unos 38 años. Es súper exigente y le cuesta mucho ver los logros de su hija.
  5. Alumna 1: Niña de 10 años. Es una compañerita de clases de Merlina.
  6. Alumno 2: Niño de 10 años. Es un compañerito de clases de Merlina.
  7. Alumno 3: Niño de 10 años. Es un compañerito de clases de Merlina.
  8. Merlina adulta: Es una mujer de unos 35 años. Conserva su dulzura y cordialidad de la infancia.
  9. Seño Gaby anciana: Es una adorable anciana de pelo blanco y lentes.
  10. Thomy: Nieto de Seño Gaby anciana.

ACTO I

Personajes que intervienen en este acto: Merlina, María y Jorge.


Escenario: Sala de estar de una casa familiar. En ella: un televisor, un sillón de dos cuerpos, dos sillones individuales, una mesita pequeña en el medio; en un costado, una mesa con una montaña de ropa para doblar y vasos y platos con restos de comida; por todas partes, juguetes, morrales, bolsos…

(María barre y levanta del piso lo que va encontrando a su paso. Merlina entra corriendo con el uniforme de la escuela, un morral y el cuaderno en la mano.)

–Merlina: (muy contenta) ¡Mirá mamá! ¡La seño Gaby me puso un 10 en mi tarea del ecosistema acuático! ¡También me escribió una nota de felicitación porque dijo que investigué todo muy bien!

(María sigue ordenando y levantando cosas del piso.)

–María: Que bueno, después me mostrás.

–Merlina: ¡Pero mirá! ¡También me mandó a mostrarle a la directora porque dijo que estaba sorprendida de mi tarea!

–María: (Levantando el tono de voz) ¡Merlina, después me mostrás! ¡¿No ves que ahora estoy ocupada?!

(Merlina, triste, se va a hacer la tarea en la mesita que está junto a los sillones. Llega Jorge y se sienta cerca de ella a ver la televisión.)

–Merlina: Mirá papá, me saqué un 10 y una felicitación en mi tarea.


–Jorge: ¿A ver? (Observa el cuaderno). Mmmm, está bien, pero mirá (lee distintas partes de la tarea) “Ecosistema”, “el ecosistema”, ” ecosistema acuático”, “los animales del ecosistema”. Escribiste una, dos, tres, cuatro, cinco… nueve veces la palabra ecosistema en cinco párrafos. Para eso existen los sinónimos, para no repetir siempre la misma palabra.

–Merlina: Pero, la Seño Gaby dice que estoy haciendo las tareas cada vez mejor y que cuando sea grande voy a saber tanto de animales como los veterinarios.

–Jorge: (Señalando el cuaderno) ¿Y esto qué es?

–Merlina: Un tiburón.

–Jorge: María, ¿los ecosistemas acuáticos tienen tiburones?

–María: (Mientras empieza a doblar la ropa apilada) ¡No sé! ¡¿Me ves que estoy como para ecosistemas?!


–Jorge: (A Merlina) No parece un tiburón, lo dibujaste igual que al otro pez, solo que más grande. Mirá, las aletas del tiburón son distintas (con un lápiz, empieza a dibujar sobre el dibujo ya hecho).

(Merlina se queda triste.)

 ACTO II

Personajes que intervienen en este acto: Seño Gaby, Merlina, Alumna 1, Alumno 2 y Alumno 3.

Escenario: Aula de clases de una escuela primaria, pequeña y acogedora, con láminas en las paredes, un escritorio, bancos y sillas.

(Un niño sentado detrás de cada banco, la maestra se para de su silla)

–Seño Gaby: ¿Pudieron hacer toda la tarea de animales vertebrados que les dejé?

 (Los va mirando uno por uno)

–Alumno 2: No seño.

–Alumno 3: No terminé.

–Alumna 1: Eran muchas preguntas Seño.

–Seño Gaby: Pero tenían todo el fin de semana para responderlas. Estoy segura de que alguien sí las terminó. ¿Merlina?

–Merlina: (Orgullosa) Si Seño.

–Alumna 1: ¡Pero en tareas de animales Merlina es la más inteligente!

–Seño Gaby: Todos son inteligentes… Pero es cierto que Merlina sabe muy bien lo que le gusta, y en cosas de animales sabe hasta más que yo.

(Todos se ríen.)

 

ACTO III

 

Personajes que intervienen en este acto: Merlina adulta, Seño Gaby anciana y Thomy.

Escenario: Una verdulería pequeña: cajones de frutas y verduras y un pequeño mostrador.

Seño Gaby anciana elige cuidadosamente manzanas de un cajón. Merlina adulta se asoma a la entrada de la verdulería, mira un momento  y se acerca despacio a la anciana queriendo corroborar que es la Seño Gaby. Una vez junto a ella le habla.

– Merlina adulta: ¿Disculpe?

– Seño Gaby anciana: ¿Si?

– Merlina adulta: ¿Seño?… ¿Seño Gaby?

– Seño Gaby anciana: ¿Si?

– Merlina adulta: ¡Hola! ¡Iba pasando y la vi por la ventana! ¿Se acuerda de mí? Yo fui alumna suya hace muchos años, unos 25, en la escuela 142. Soy Merlina, Merlina Fernández.

(Seño Gaby piensa un momento)

– Seño Gaby anciana: (Emocionada) ¡¡Merlinita!! ¡Claro que te recuerdo!

(Se abrazan)

– Seño Gaby anciana: ¡¿Cómo has estado?! ¿Que ha sido de tu vida? ¿Seguís viviendo en la ciudad?

– Merlina adulta: No, me fui a vivir al sur. Soy bióloga marina. Me recibí y me fuí a Europa a especializarme. Cuando volví me esperaba en el sur el trabajo de mis sueños: rodeada de naturaleza y animales marinos.

– Seño Gaby anciana: (Orgullosa) Me alegro muchísimo, pero no me sorprende. ¡Siempre fuiste tan capaz y tan apasionada!

– Merlina adulta: (La mira con cariño, como volviendo a ver a su seño de la infancia) Hace unos meses me entregaron un premio por un trabajo que desarrollé a cerca de los microorganismos oceánicos. Mientras preparaba mi discurso de agradecimiento me acordaba de usted una y otra vez.

(Merlina adulta intenta contener su emoción)

– Merlina adulta: Sin la confianza y el ánimo que usted me dió cuando era pequeña no se si hubiera logrado todo lo que logré.

-Mis padres hicieron lo mejor que pudieron, pero me hacían sentir que mis sueños no eran importantes. En cambio, cada vez que llegaba al aula, usted, con su apoyo y estímulo me hacía comprender que si trabajaba, podía lograr lo que quisiera. Ese sentimiento me acompañó toda mi vida y me levantó en los momentos difíciles.

(Entra Thomy corriendo)

– Thomy: Abuela, ¿te ayudo con las compras?

– Seño Gaby anciana: Un momento Thomy, estoy charlando con  una querida alumna de hace muchos años.

– Merlina adulta: No, yo ya me voy. Estoy volviendo a mi casa y el viaje es largo. Solo entré porque quería saludarla… solamente quería decirle GRACIAS.

FIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *