Esta es una obra de teatro para 6 personajes. La misma nos muestra la importancia de no juzgar sin conocer la historia de las personas y la importancia de dar segundas oportunidades.



Obra sobre los prejuicios

Título: “El problema de prejuzgar”

Autora: Silvina Carrasco

6 Personajes:

  1. Verónica: Adolescente de 15 años. Es la chica nueva del barrio. Parece agresiva y antisocial pero en realidad trata de protegerse del sufrimiento.
  2. Camila: Es la primera en conocer a Verónica en la escuela y en contarles a los amigos del barrio su impresión sobre ella.
  3. Pablo: Adolescente de 15 años. Forma parte del grupo de amigos del barrio. Su personalidad es conciliadora.
  4. Francesca: Adolescente de 15 años. Forma parte del grupo de amigos del barrio.
  5. Rafael: Adolescente de 15 años. Forma parte del grupo de amigos del barrio.
  6. Doña Paula: Vecina del barrio de los adolescentes. Es la tía con la que ha llegado a vivir Verónica.

ACTO I

Personajes que intervienen en este acto: Pablo, Camila, Francesca, Rafael y Verónica.


Escenario: La calle de un barrio tranquilo.

Introducción: Pablo, Camila, Francesca y Rafael son amigos del barrio desde la infancia. Como acostumbran, están reunidos conversando y pasando el tiempo.

Pablo: ¿Conocieron a la chica nueva?

Francesca: ¿Cual?

Pablo: La sobrina de doña Paula, se mudó con ella hace unas semanas. Tiene nuestra edad, quizás quiera ser nuestra amiga.

Camila: ¿Verónica?

Pablo: Sí, creo que así se llama.

Camila: ¡Imposible! Esa niña no puede ser amiga de nadie. Vá conmigo a la escuela y es la persona más antipática del mundo.

Francesca: ¿De veras? Pero si doña Paula es la persona más amable.


Camila: No sé por qué es, pero en la escuela casi ni logramos que nos responda el saludo y eso que hemos tratado de integrarla.

(Verónica se acerca)

Francesca: ¿Es ella?

Camila: Sí, (irónica) mira la cara de simpática que trae.

(Camila y Rafael se ríen.)

Pablo: Shhh, no sean groseros.


(Verónica llega a una distancia cercana a los adolescentes)

Pablo: (A Verónica) Hola.

(Verónica no responde y sigue caminando.)

Camila: Disculpa, creo que no escuchaste el saludo, mi amigo acaba de decirte hola.

Verónica: (Molesta) Déjenme en paz.

Rafael: Sólo queremos ser tus amigos.

Verónica: No me interesa ser amiga de ustedes, prefiero estar sola.

(Verónica sigue su camino.)

Camila: ¿Vieron?, les dije. Esta chica es lo más antipática y antisocial.

Francesca: Si, Camila tiene razón. Si hasta tiene cara de agresiva.

Pablo: No sé, a mí más bien me parece cara de tristeza.

ACTO II

Personajes que intervienen en este acto: Pablo, Camila, Rafael, Francesca y Doña Paula.

Escenario: La misma calle del ACTO I.

(Los amigos están reunidos. Se acerca Doña Paula con las bolsas de las compras.)

Francesca: Buenos días Doña Paula.

Doña Paula: Buenos días mis niños.

Rafael: ¿La ayudo con las bolsas, Doña Paula?

Doña Paula: No es necesario Rafita. Sí voy a pedirles otro favor aprovechando que los encuentro aquí.

Camila: Díganos, ¿qué necesita?

Doña Paula: Supongo que ya se enteraron de que hace un tiempo tengo una sobrina viviendo en mi casa, ella no conoce a nadie de aquí y como tiene más o menos la edad de ustedes, pensé que quizás podrían invitarla a hacer cosas para que se haga de amigos.

(Camila, Francesca, Pablo y Rafael se miran entre sí, ninguno se atreve a decir nada y se produce un silencio incómodo que Doña Paula advierte.)

Doña Paula: (Entendiendo el silencio de los adolescentes) Mmm, veo que ya la conocieron. Verónica puede parecer muy cerrada, pero es solo una fachada, una forma de protegerse.

Camila: ¿Protegerse de quién, si nosotros no le hemos hecho nada?

Francesca: ¡Camila!

Doña Paula: Protegerse de la vida mi chiquita, esa niña ha tenido que pasar por tanto… Su madre era una buena mujer, pero no estaba lista para ser madre, así que la abandonó cuando tenía unos pocos años.

–Rafa: No teníamos idea.

Camila: No, no lo sabíamos.

Doña Paula: Su padre no pudo sólo con ella, de modo que unos años después también él se marchó. Verónica quedó al cuidado de unos parientes que por cuestiones de dinero ya no pudieron mantenerla y por eso vino a vivir conmigo.

Pablo: Por eso tiene esa cara de tristeza.

Doña Paula: Si, es por eso. Y el motivo de que sea antipática es que intenta protegerse. Yo sé que le gustaría mucho ser amiga de ustedes pero le da miedo encariñarse con alguien, no soportaría otro abandono.

Camila: No se preocupe Doña Paula. No tendríamos que haberla juzgado sin conocer su historia, pero lo vamos a remediar.

 ACTO III

Personajes que intervienen en este acto: Verónica, Camila, Pablo, Francesca y Rafael.

Escenario: La calle de los Actos anteriores.

(Los amigos están parados en la puerta que simula ser la entrada de la casa de Verónica. Llega Verónica.)

Camila: Hola Verónica.

Verónica: (Fastidiada) ¿Qué quieres?

Camila: Van a inaugurar una sala de juegos en el centro comercial, ¿quieres venir con nosotros?

Pablo: Va a ser divertido.

Verónica: No, no quiero.

Rafael: Pero ¿qué vas a hacer todo el día sola y encerrada, más que aburrirte?

Verónica: Asunto mío y ya déjenme en paz… ¿Mi tia les pidió que se hagan amigos míos, verdad? Pues no es necesario.

Francesca: No, fue idea de nosotros invitarte.

Pablo: No Fran, no le mintamos, entre nosotros siempre hablamos con la verdad y también podemos hacerlo con ella. (A Verónica) Sí Verónica, Doña Paula nos pidió que seamos tus amigos pero nosotros aceptamos porque queremos hacerlo.

Camila: Si, queremos ser tus amigos y si necesitas tiempo para conocernos y confiar en nosotros, lo entendemos.

Francesca: Y mientras tanto podemos divertirnos.

Rafael: Yendo al centro comercial por ejemplo.

Verónica: No lo sé, es que tengo tarea de la escuela. Además no me gusta el centro comercial.

Rafael: Bueno, no queremos presionarte.

Verónica: (Titubeante) Igual… gracias por la invitación.

(Los adolescentes empiezan a marcharse)

Verónica: ¡Oigan! Mañana tengo que salir a comprar unas cosas y como no conozco bien la ciudad, quizás puedan acompañarme si quieren.

Camila: ¡Claro!

Pablo: No hay problema.

Verónica: Adiós.

Francesca: Adiós.

Rafael: Hasta mañana.

(Verónica sale de escena)

Pablo: ¿Es un inicio, no?

Camila: Si, es un buen inicio.

FIN

 

1 opinión en “Obra sobre los prejuicios (6 personajes)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *