En este ejemplo de obra corta para 2 personajes, un hombre y su perro tienen una relación muy cercana hasta que pueden comunicarse. Habla sobre el amor y hasta la soledad.



Obra Dog Lover

Título de la obra: “DOG LOVE-R”

Texto Teatral basado en la amistad entre un hombre y su mascota

Autora: Leslye Rivera Casanoba


2 PERSONAJES:

  1. HOMBRE
  2. PERRO

ESCENARIO:

Al centro del escenario se ubican una mesa y una silla. Sobre la mesa se encuentra un collar de perro para pasear. En la esquina derecha se disponen dos platos. Uno con agua y otro con comida de perro. Bajo la mesa se ubica una pequeña alfombra. Encima de la alfombra un perro duerme. Al fondo se escuchan ruidos de llaves y puerta simulando la llegada de una persona. Perro se despierta atento y feliz. Corre por todo el escenario. Después de unos segundos, ingresa su dueño. Un hombre de 30 años vestido semi-formal con un bolso de computador. Camina lento y cansado después de una agotadora jornada laboral.

PRIMERA ESCENA:

PERRO: (Saltando) ¡Sí! ¡Por fin llegaste! Me alegra tanto verte, de verdad. Todo mi cuerpo salta y baila al son de tu llegada (Baila y canta una canción alegre). Por favor, salgamos rápido que ya no aguanto las ganas… (Perro con ganas de ir al baño).

HOMBRE: Hola (Acaricia la cabeza de Perro) Estoy tan cansado (Deja el maletín en la mesa y se sienta en la silla).

PERRO: Lo sé, lo se… de verdad que entiendo tu cansancio. Debe ser muy agotador estar fuera de la casa todo el día haciendo quizás que cosas… pero por favor… te lo pido… ¡salgamos ya! (Moviéndose para todos lados).

HOMBRE: Bueno, está bien. Déjame sacar una bolsa, el agua, ponerte la correa y nos vamos (Busca una bolsa y agua dentro de su maletín. Toma la correa que se encuentra encima de la mesa y se la pone a Perro).

PERRO: ¡Sí! Eres el mejor compadre… ¡Te quiero!

HOMBRE: Vamos. (Salen los dos del escenario).

SEGUNDA ESCENA:

Escenario a oscuras. Se quitan la mesa, la silla, la alfombra y los dos platos. Se ubica una banca diagonal con un par de maceteros en un tercio del escenario. Dejar el centro desocupado para que transcurra la escena y otorgue libertad a los actores. Hombre y Perro entran al escenario por el frente de la banca. Perro tiene bastante energía y comienza a dar vueltas. Hombre, cansado y desanimado, se sienta en la banca. Perro sigue moviéndose y oliendo los rincones de todo el escenario buscando un lugar donde hacer sus necesidades.

PERRO: ¡Llegamos! ¡Por fin! (Acción de búsqueda) Donde… donde… donde… ¡aquí! ¡Perfecto! Qué alivio, que delicia… no aguantaba, estaba a punto de explotar.


HOMBRE: (Sentado con brazos extendidos por el respaldo de la banca) Lo necesitabas ¿verdad?

PERRO: (Sensación de alivio) ¡Oh sí! es que esa agua de sabores que me dejaste en la mañana estaba deliciosa y me la tomé completa (Se sienta al centro del escenario).

HOMBRE: Ese tipo de agua te hace muy mal. Tiene demasiada azúcar. (Con sensación de culpa) Estaba tan atrasado que no me di cuenta y agarré la primera botella que encontré. Perdóname.

PERRO: ¡No te preocupes viejo! Yo tomo y como lo que me des. No soy regodeón ni quejumbroso (Comienza a rascarse la oreja).

HOMBRE: (Triste) No te cuido bien. No merezco tenerte.

PERRO: No pienses tanto. El agua estaba buena. Pudo haber sido peor. Imagínate si no me dejas agua. ¡Terrible hermano! Pero no te preocupes. ¡Estando en el parque todo es mejor! (Camina por el escenario feliz).


HOMBRE: (Sonriendo levemente) Eres el mejor.

PERRO: Soy el mejor compañero de todos. Fiel hasta la muerte (Simulando una postura heroica).

HOMBRE: El más fiel.

PERRO: Hoy te extrañé mucho compañero. Como todos los días. No entiendo por qué sales tan temprano en la mañana y vuelves en la noche. Tarde. Cansado. La vida en casa es maravillosa. Yo duermo todo el día.

HOMBRE: Me encantaría poder quedarme en el departamento.

PERRO: Entonces ¡hazlo! Podríamos venir al parque y pasear todo el día. Estando en el parque todo es mejor. Aquí podemos respirar, jugar, correr, caminar… rascarse (Comienza a rascarse nuevamente) ¡Aquí se siente la libertad!

HOMBRE: (Ilusionado) Deberíamos venir más a menudo. Hacer algo distinto. Conocer más gente.

PERRO: ¡Pero claro viejo!

HOMBRE: Podría practicar algún deporte…

PERRO: ¡Excelente idea! ¡Me gusta tu pensamiento! Mientras practicas yo puedo mirarte (Lo mira fijamente), darte ánimo (Comienza a hacer barra), correr contigo (Corre dando vueltas por la banca), dormir al lado de un árbol (Se tira al suelo y comienza a roncar fuerte) ¡un montón de cosas! ¿Me das agua?

HOMBRE: Aquí tienes (Hombre le da agua a Perro en una botella).

PERRO: ¡Gracias! (Lame a Hombre como muestra de agradecimiento).

Suena una música que anuncia la llegada de una mujer y su mascota. Los personajes son imaginarios para el público, pero reales para los actores. Hombre y Perro comienzan a mirar hacia el otro extremo del escenario y quedan hipnotizados. La música comienza a bajar.

PERRO: ¡Que es lo que veo por allá! Un par de chicas lindas. La alta para ti y la de manchitas para mi… (Mirando fijamente) ¡Me encantan las de pelaje café! (Perro quiere acercarse pero Hombre lo detiene afirmándolo de su collar).

HOMBRE: ¡No! Tranquilo.

PERRO: ¡Vamos! ¡Estamos muy solos viejo! Necesitamos compañía y ellas son perfectas para nosotros. Mira, la chica alta tiene audífonos, probablemente le guste la música, igual que a ti.

HOMBRE: (La mira encantado por unos segundos, luego vuelve a afirmar a Perro) ¡Tranquilo! ¡Sentado!

PERRO: ¡Vamos! ¡Vamos! Están sentadas al frente de nosotros y no hacemos nada… ¡Compadre! es sólo cruzar al frente y comunicarnos. ¡Nada más! Yo soy experto cuando se trata de conquistas (Con aires de seductor) Con solo olerlas se lo que quieren y lo que les gusta.

HOMBRE: ¡Ya basta! ¡Sentado, sentado!

PERRO: Ok. Ok. (Se tranquiliza) Soy tu amigo y te debo respeto, pero yo creo que ésta es nuestra oportunidad de vivir el amor… de verdad lo creo. Míralas… (Los dos miran a las visitantes sonriendo enamorados) si son preciosas las dos.

HOMBRE: (Enamorado) Que linda…

PERRO: ¡Ya! Es ahora o nunca. ¡Voy! (Perro camina de forma galante hacia el otro extremo de la banca).

HOMBRE: (Nervioso) ¡No! ¡Ven!

PERRO: (Hablando con la mascota) Hola preciosa… (Comienza a oler) hueles exquisito…

HOMBRE: (Respira profundo, se arregla el cabello y camina hacia el otro extremo donde está Perro) Disculpa… no, no te preocupes, no es un perro peligroso, sólo le gusta jugar. (Con cierta timidez) Se llama Rocco (Apunta hacia la perrita) ¿Cómo se llama tú mascota?

Luces apagadas. Música de fondo. Cierre de telón.

FIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *